Caja para cortes en inglete

Hacer una manualidad o un trabajo de bricolaje puede llegar a complicarse por no tener las herramientas adecuadas.

Hay muchos casos en los que no sabemos cual es la mejor herramientas para realizar nuestro proyecto, precios muy diferentes y productos demasiado profesionales para nuestro uso.

Así pues, ¿qué te parece una pequeña guía para elegir la más adecuada?

Herramientas para manualidades
HERRAMIENTAS

Variantes para caja de ingletes

Caja de ingletes fabricada en madera
Caja de ingletes fabricada en plástico
Caja de ingletes con sierra incluida
Caja de ingletes altas

¿Qué es una caja para ingletes?

Una caja de ingletes o ingletadora, es una herramienta de carpintería que se usa para guiar un serrucho o serrote y lograr obtener cortes de empalme angular en una tabla.

La forma más común de una caja de ingletes, es la que tiene 3 lados abiertos por arriba y a los extremos.

Se fabrica lo suficientemente ancha para acomodar el grosor de las tablas que se vayan a cortar.

Lleva ranuras en su paredes que indican ángulos precisos, generalmente de 45 y 90 grados que sirven como guía de corte.

En el pasado de hacían de madera, algunas con guías metálicas para prevenir el desgaste de las ranuras. Hoy en día se pueden encontrar a la venta en otros materiales, como plástico moldeado y aluminio.

¿Cómo usar una caja de ingletes?

La función de una caja de ingletes es el de realizar cortes en determinados ángulos.

Los ángulos habituales que se suelen cortar con una caja de ingletes son los de 90º, 45º y 22,5º.

Son los ángulos necesarios para realizar cualquier trabajo de bricolaje en casa o una manualidad donde se utilice madera, plástico, escayola o incluso metal.

El modo a proceder es bien sencillo, colocamos la pieza a cortar en la caja para ingletes, la ajustamos a uno de los laterales, preferiblemente al más cercano de la sierra, posteriormente se introduce la sierra en la ranura correspondiente al ángulo que necesitemos y se procede al corte.

Como consejo, añadiría, intenta siempre ajustar la sierra a uno de los lados de la ranura, ya que suelen tener cierta holgura para que la sierra se deslice y puede que los ángulos no queden exactos al apoyar la sierra en los lados contrarios de la mencionada guía.

Os dejo un link donde muestro como cortar las piezas de madera para mis manualidades y lo comprenderéis mucho mejor.

En qué me debo de fijar cuando vaya a comprar una caja para ingletes

Hay varios factores decisivos que determinan el valor y la funcionalidad de una caja de ingletes.

Una caja de ingletes debe de tener un sistema anti deslizante para que cuando se realice el corte la caja no se mueva con la fuerza del serrucho.

Algunas vienen con un resalte o escalón en un lateral de la caja el cual hace de tope con el canto de una mesa y evita que se deslice.

Otras vienen con unos tapones de goma que hacen que no se deslice, tengo que decir, que la primera opción es la mejor.

Hay cajas que traen perforados unos agujeros o muescas para atornillar a un banco de trabajo o fijar con gatos a una mesa, a mi parecer, muy engorroso.

Un sistema como para sujetar la pieza a cortar, ésto es fundamental, nos evitará estar sujetando la pieza con una mano y cortando con otra. Con este sistema se evita que el corte salga mal ya que solo hay que estar pendiente del corte.

Algunas cajas de ingletes tienen en su base agujeros y se utilizan para insertar unos pernos o bastones para sujetar la pieza, para mi el mejor sistema.

Por último, otras traen unos gatos pegamos a la propia caja para sujetar la pieza, pero bajo mi punto de vista, molestan y son un engorro a la hora de cambiar de pieza si lo tienes que hacer constantemente.

El material con el que está construida la caja de ingletes, esto es realmente importante, las hay de plástico, resina, madera y aluminio.

Según mi experiencia, la mejor es la de resina, es más resistente que el plástico, similar al metacrilato, y soporta muy bien el trabajo intenso.

Las de plástico suelen terminar deformándose o simplemente cortándose con el uso, de igual forma las de madera.

Las de aluminio son realmente buenas por su poco peso y versatilidad, pero la noto algo blandas para un uso profesional.

Conclusión:

Todas las cajas de ingletes cumplen su función perfectamente, solo hay que saber para qué trabajo la vamos a utilizar y en función del material a cortar con más asiduidad, así debemos elegir, en ello dependerá el precio y la calidad.

Como dato os diré que yo tengo la Stanley 1-20-112 y la podéis ver en mis manualidades de madera, llevo muchos años con ella y la verdad, ahí está. He cortado escayola, madera y tubos de cobre, y sigue en perfecto estado.

Si has llegado hasta aquí leyendo eres todo un/a campeón/a, gracias por tu tiempo y espero que mis opiniones basadas en la experiencia te ayuden a elegir.

Déjame un comentario si tienes alguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.